6 problemas más comunes en un lavavajillas Bosch y cómo solucionarlos

El lavavajillas Bosch es uno de los mejores equipos que existe en el mercado. Es un electrodoméstico que está en constante uso en el hogar y, cuando presenta una avería, normalmente muestra un código de error que revela la causa del problema.

Cuando surge un inconveniente con este electrodoméstico, es necesario detectar el problema y tratar de buscar una solución para evitar, en lo posible, llamar a algún técnico especializado. 

Para facilitarte ese proceso, a continuación encontrarás los principales problemas de los lavavajillas Bosch y cómo los puedes solucionar. 

1-El lavavajillas Bosch se llena mucho de agua 

Uno de los primeros problemas que se pueden presentar con el lavavajillas Bosch es que se llena con más agua del límite programado.

Este inconveniente hará que el agua se desperdicie e, inclusive, termine derramándose en el suelo, lo cual representa un peligro en la cocina. 

Es posible que este problema sea causado porque alguna válvula tiene un defecto, lo cual hace que la entrada de agua no se cierre cuando se lo ordena el mecanismo, sino que permanece abierta, aunque el aparato termine el ciclo de lavado. 

Si sigues estos sencillos pasos, puedes verificar cuál es el problema y, de esta manera, resolver esta situación: 

  • Apaga el lavavajillas y cierra el suministro de agua. 
  • Ubica el sitio en donde está la válvula para la entrada de agua. 
  • Ahora, inspecciónala para asegurarte de que no está dañada, atascada o rota. 
  • Revisa que los solenoides estén libres de residuos. 

Si el caso es que la válvula se dañó, no hay más solución que reemplazarla por una nueva. Cuando hagas el cambio, vuelve a encender el equipo y comprueba si ya el inconveniente está resuelto. 

Ahora bien, si el problema persiste, tendrás que llamar a un Técnico de lavavajillas Bosch en Barcelona

2- Queda agua en el interior de mi lavavajillas Bosch

Otra fallo usual es que dentro del lavavajillas queden resto de agua cuando termina el ciclo del equipo. Además, muchas veces ni siquiera termina de lavar, puesto que muestra un error en pantalla por este problema. 

Existen varias formas de comprobar este fallo y de tratar de repararlo antes de llamar al servicio técnico: 

  • Verifica que las mangueras de desagüe no estén dobladas. 
  • Evalúa que la bomba de desagüe esté funcionando bien. 
  • Revisa que la tubería principal de tu casa esté drenando correctamente. 

Por otra parte, ten en cuenta que si abres la puerta antes de que el ciclo termine, lo más seguro es que el lavavajillas detendrá el ciclo y no hará el desagüe correctamente. Por eso, debes esperar a que el programa que seleccionaste termine por completo. 

3-El agua de mi lavavajillas sale muy sucia

Un problema muy desagradable en el lavavajillas es cuando se llena de agua sucia y, por ende, los platos también saldrán sucios. 

Cuando esto ocurre, lo más probable es que la válvula de retención esté dañada. En otras palabras, este componente es el que evita que el agua del fregadero o de otro desagüe cercano entre en contacto con el lavavajillas. 

En este caso, deberás revisar la válvula, para lo cual sigue el siguiente procedimiento: 

  • Desconecta el lavavajillas de la corriente y cierra el suministro de agua. 
  • Busca la válvula de retención, la cual generalmente se encuentra cerca de la bomba de desagüe. Para encontrarla más rápido, puedes consultar el manual. 

Ahora bien, la válvula de retención no se repara, por lo que si está dañada debes reemplazarla por una nueva. Esto se hace retirando la rejilla de lavado, el cesto y la rejilla del filtro. 

Una vez que hagas el cambio, enciende el equipo y comprueba que esté funcionando correctamente. De lo contrario, llama a un técnico para que revise el lavavajillas. 

4-No le entra agua a mi lavavajillas

El siguiente problema que puede suceder es que al lavavajillas no le entre agua. La causa de esto puede ser muy variada, como por ejemplo: 

  • La manguera está torcida u obstruida. 
  • El desagüe no funciona bien. 
  • El grifo está cerrado. 
  • El filtro está tapado. 

Sea cual sea la causa, es conveniente que hagas las siguientes verificaciones para tratar de resolver el problema: 

  • Revisa que la manguera no esté doblada u obstruida. Incluso, algunas veces, cuando es invierno puede pasar que se congele. 
  • Si la manguera está rota, sustitúyela por una nueva. 
  • Ahora, revisa que el grifo de agua esté abierto y que corra el agua de manera correcta. 
  • Por último, comprueba que el filtro de la entrada del agua no está sucio. 

También el inconveniente puede deberse a una falla mayor, como problemas con la electroválvula o el aquastop. 

Además, puede fallar el intercambiador de calor o el caudalímetro, en cuyo caso solo un profesional puede resolverlo.  

5-Mi lavavajillas no enciende 

Indudablemente, este es uno de los peores problemas que le puede suceder a un lavavajillas Bosch. Las causas pueden muchas, pero si sigues estos pasos vamos a ir descartando una por una: 

  • Revisa la toma de corriente y si el lavavajillas está enchufado correctamente. 
  • Evalúa si la puerta está por completo cerrada, puesto que si no se traba bien, el equipo no inicia el ciclo. 
  • Gira nuevamente el interruptor a la posición “On” porque talvez no estaba bien encendido. 
  • Verifica que no tiene activada la función de “arranque tardío”. 

Por otra parte, algunos modelos vienen con seguro para niños, por lo cual si este está activado el equipo no va a arrancar. Tampoco hará el ciclo de lavado si no has escogido un programa determinado. 

También, es posible que si la toma de agua está cerrada, el lavavajillas no encienda hasta que se solvente ese inconveniente. De hecho, si es así,el sistema te dará un error. 

6-El lavavajillas no seca bien los platos 

Si te ocurre que al terminar el ciclo de lavado, tus platos no están bien secos, es posible que exista algún problema con la resistencia o el motor de ventilación. Asimismo, es probable que haya una ventilación defectuosa.

Lo bueno es que este problema lo puedes solucionar de la siguiente manera: 

  • Desconecta el lavavajillas de la corriente y cierra por completo el agua. 
  • Busca el respirador en el equipo y comprueba que se abre de manera correcta. 

Si no está funcionando como debería, hay que buscar un técnico para hacer el cambio. 

Para las siguientes comprobaciones necesitarás un multímetro. En caso de no tener acceso a uno, deberás llamar a un técnico, ya que con este aparato es que se puede comprobar el funcionamiento del ventilador y la continuidad de la resistencia. 

Solo así, darás con el problema que tiene tu lavavajillas Bosch para resolverlo y seguir utilizando el equipo de forma habitual.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja un comentario

¡Llama a un técnico!
👋​ ¿Necesitas ayuda?
Escanea el código
Servicio rápido y económico⭐​
Hola, podemos ayudarte con tu electrodoméstico Bosch.

¿Hablamos? 👇​