Mi lavavajillas no echa agua por las aspas: a qué se debe y cómo lo soluciono

Uno de los principales componentes para que un lavavajillas funcione de manera correcta son las aspas, ya que son las piezas encargadas de distribuir el agua en el interior del equipo para iniciar el ciclo de lavado. Pero ¿qué pasa si el lavavajillas no echa agua por las aspas? 

Cuando un lavavajillas Bosch no rocía agua en su interior, por lo general, se deben a distintas razones, como problemas con la bomba de circulación, fallos en los brazos rociadores o simplemente poca presión de agua. Es decir, pueden ser problemas mecánicos o eléctricos. 

Los códigos de error en un lavavajillas Bosch son muy útiles para identificar la posible avería.

Lo que sí es un hecho es que el lavavajillas necesita agua para cumplir bien con sus funciones. Por eso, si tu lavavajillas no echa agua por las aspas, puedes seguir ciertos pasos para tratar de resolver ese inconveniente y, quizás, no necesites llamar al servicio técnico. 

¿Cómo es el funcionamiento de un lavavajillas Bosch? 

El lavavajillas es un equipo que se encarga de lavar automáticamente los utensilios, como platos, vasos, tenedores, entre otros, con la finalidad de que el usuario aplique el mínimo esfuerzo posible. 

Para hacerlo, el equipo se llena de agua, la cual se mezcla con el detergente. Luego, el agua se rocía por las boquillas de las aspas o del brazo giratorio para alcanzar un nivel deseado y que cubra con los requerimientos del usuario. 

Ahora bien, si el lavavajillas no expulsa agua por las aspas o saca los platos sucios, significa que existe un problema con su funcionamiento. 

A continuación, verás algunos fallos que puede tener el lavavajillas Bosch y por los cuales no echa agua por las aspas: 

El lavavajillas está sobrecargado de utensilios

Uno de los principales problemas que hace que el lavavajillas no rocíe el agua correctamente es que puede estar sobrecargado de platos o utensilios. 

Esto genera dos inconvenientes en el equipo: los platos saldrán mal lavados y, además, demasiados utensilios tapan los rociadores. 

¿Qué debes hacer? 

Obviamente, toma el tiempo necesario para sacar u ordenar de manera correcta los utensilios. De esta manera, evitas que se sature el lavavajillas. 

Luego, pulsa nuevamente “star” para que reinicie el ciclo de lavado. 

Problemas con el flujo de agua 

A veces el lavavajillas no echa agua por las aspas porque no hay suficiente suministro de agua. La baja presión de agua puede ser un problema en el equipo, ya que impide que llegue la cantidad de agua adecuada para lavar los utensilios. 

Puede ser que la llave central del agua no está abierta o que existe alguna obstrucción o doblez en la manguera. 

Puedes comprobar también la presión de agua en la casa para verificar que no exista una fuga y que tiene al menos unos psi de fuerza.  

Unido a eso, tendrás que comprobar el interruptor del flotador. La finalidad es que evalúes si no se queda trabado o está obstruido. Si reajustas el flotador y continua el fallo, entonces deberás hacer otras comprobaciones adicionales. 

El brazo rociador obstruido 

Cuando el brazo rociador se tapa, el flujo de agua no es suficiente para que el lavavajillas trabaje bien. La razón de este problema es la acumulación de grasa y restos de alimentos en los orificios de las aspas. Entonces, parecerá que el lavavajillas no recibe agua.

Es recomendable que revises el brazo aspersor, el cual, por lo general, se encuentra en la base. Aunque también puede estar en el centro o en la parte superior de la máquina. 

Si el brazo aspersor está obstruido a causa de la cal, lo mejor es utilizar un buen descalcificador con un palillo o una aguja para eliminar los residuos presentes. 

Otra forma de limpiar esta pieza es con un poco de vinagre mezclado con agua para aflojar los residuos. 

Puedes aplicar los siguientes pasos: 

  • Retira la bandeja inferior para llegar al brazo aspersor. 
  • Gira el brazo en sentido contrario a las agujas del reloj para retirarlo del lavavajillas. 
  • Si no se mueve con facilidad, es posible que necesites un destornillador. 
  • Ahora, con un cepillo suave o una esponja mojada con la mezcla de vinagre y agua, limpia los restos pegados al aspersor.  

Si lo deseas, puedes sumergir por completo la pieza en esta mezcla y luego enjuagarla con agua limpia. 

Inicia otra vez el ciclo de lavado para comprobar el funcionamiento de las aspas rociadoras. 

Avería en la bomba de circulación 

Una de las bombas que se encuentran en el lavavajillas es la de circulación. Tal como lo indica su nombre, su función es la de ayudar a que el agua circule dentro del aparato para lavar los utensilios. Especialmente, se encarga de hacer llegar el agua hasta las aspas. 

Si la bomba de circulación funciona bien, el lavavajillas va a rociar la presión de agua correcta para lavar a fondo cualquier utensilio. 

No obstante, por el uso constante esta bomba puede fallar. Este tipo de avería causa una reacción negativa, como dificultades para disolver el detergente y poco o ningún flujo de agua por las aspas. 

Por la complejidad de este fallo, lo más conveniente es llamar a un servicio técnico especializado que se encargue de verificar si es necesario o no el reemplazo del componente. 

Fallo en la valvular de entrada

Cuando las partículas de comida tapan la válvula de entrada o el filtro de la bomba, el lavavajillas no expulsará agua por las aspas. 

Para resolver esta situación, tendrás que ubicar el filtro y la tapa de la bomba para limpiarlos con agua tibia o con algún aspirador. Si haces esto, puedes conseguir que vuelvan a trabajar de manera óptima. 

Mal funcionamiento del flotador de llenado del lavavajillas 

Es posible que el lavavajillas llene un poco de agua por las aspas y de repente se para el suministro. En este caso, puede ser a causa de un problema con el interruptor de flotador de sobrellenado. 

Esta pieza está diseñada para que el lavavajillas sepa cuándo debe dejar de llenar la cuba. Por eso, si el flotador se queda pegado por error, hasta ahí será el suministro de agua. 

La mejor manera de comprobar esta avería es revisar el interruptor del flotador y ajustarlo si es necesario. 

Sin embargo, si observas que la pieza está rota, la mejor solución es cambiar el componente por uno nuevo. 

Por último, toma en cuenta que los expertos recomiendan hacer la limpieza de las aspas del lavavajillas al menos 2 veces al año para mantener al máximo su funcionamiento.  Si no sabes cómo hacerlo, el siguiente video te será de mucha utilidad. 

Tabla de contenidos

Tecnico bosch

Deja un comentario

Abrir chat
1
Hola en que podemos ayudarle?
Solicite un Técnico Aqui