¿A tu lavavajillas Bosch le entra el agua pero no lava? Estas pueden ser las 7 posibles razones

Si ves que a tu lavavajillas Bosch le entra agua, pero no lava, no te asustes. La mayoría de las veces se trata de un problema menor que puedes solucionar rápidamente. De hecho, con algunas sencillas comprobaciones conseguirás -en muy poco tiempo- que tu lavavajillas funcione bien. 

En esta guía rápida aprenderás a identificar las posibles causas del problema, cómo solucionar la avería y cuándo es necesario buscar la ayuda de un profesional. 

Te sorprenderás lo fácil y económico que es conseguir que tu lavavajillas trabaje sin inconvenientes, aunque no seas un experto.  

Errores de funcionamiento en el lavavajillas 

Antes de sacar cualquier conclusión, debes consultar el manual de funcionamiento del lavavajillas para asegurarte de que estás utilizando el equipo de forma correcta. 

Por ejemplo, puede tratarse de un simple atasco en el filtro, en la válvula de entrada o de la interrupción del ciclo de lavado por un fallo de corriente. 

La primera recomendación es apagar y encender de nuevo el lavavajillas

¡Sí!, tal como se haría con los móviles, resetear el lavavajillas es una solución simple, que muchas veces sirve para que equipo vuelva a funcionar adecuadamente. 

¿Cómo hacer el reseteo al lavavajillas?

Solamente desenchúfalo, espera unos 30 segundos y vuelve a enchufarlo. Luego, escoge el ciclo de lavado otra vez para que lave de manera habitual. 

Problemas con el motor de lavado 

Si el lavavajillas coge agua, pero no limpia, comprueba que no tenga un sonido o zumbido extraño que indique la existencia de piezas rotas o de cristalería que puedan estar bloqueando el motor

Para comprobar que esta es la causa del fallo, tienes que desconectar el lavavajillas de la toma de corriente para verificar los posibles bloqueos que pueda tener: 

  • Revisa con cuidado el filtro, la manguera de sumidero y la manguera de desagüe. 
  • Ten mucha precaución, ya que pueden existir fragmentos de vidrio cortantes atrapados dentro del impulsor o del filtro. 

Si examinaste esos componentes y el impulsor está trabajando bien, es probable que el problema sea porque hay daños en el motor, para lo cual tienes que contactar con un servicio técnico especializado. 

Es recomendable hacer un lavado mensual de mantenimiento al lavavajillas para eliminar la cal, las obstrucciones y las bacterias que puedan quedar en el aparato. De esta manera, le aseguras una vida útil más larga al dispositivo. 

Averías en los brazos rociadores

Si comprobaste que el motor está funcionando perfectamente, lo más probable es que los brazos rociadores sean los que causan que al lavavajillas le entre agua, pero no lave bien. Inclusive, es posible que, si hace el ciclo de lavado, la vajilla salga sucia. 

Toma en cuenta que al no limpiar con regularidad a los brazos rociadores, los mismos pueden bloquearse, lo que afecta el rendimiento del aparato.  

Para limpiar los brazos rociadores de tu lavavajillas Bosch, solo sigue las siguientes instrucciones: 

  • Apaga el equipo y desenchúfalo de la corriente. 
  • Retira las cestas del lavavajillas. 
  • Gira con la mano los brazos aspersores para asegurarte de que funcionan bien y se mueven sin problemas. 
  • Observa detenidamente si no tienen grietas u están rotos. 
  • Puedes limpiar los orificios utilizando un palillo y un descalcificador para que suministren un buen flujo de agua. 

Conecta nuevamente el lavavajillas y verifica que lava sin problemas. Si el inconveniente persiste, lo más seguro es que debas reemplazar los brazos rociadores, lo cual es preferible hacerlo con el servicio técnico especializado

Fallos con la placa de circuito

Prácticamente, el cerebro del lavavajillas es la placa de circuitos y, como es natural, cualquier avería en este componente hará que el aparato no funcione como debe. 

De hecho, cuando la placa falla el aparato no entenderá en lo absoluto los programas que debe ejecutar. 

El detalle es que este tipo de averías no se puede ver a simple vista, a menos que sea algo muy evidente como, por ejemplo, un incendio. Por lo tanto, es muy posible que tengas que sustituir la placa de circuitos. 

No obstante, si sigues estas indicaciones, puedes hacer un diagnóstico rápido de ese componente: 

  • Utilizando un destornillador, retira el panel exterior del lavavajillas para acceder a la placa de circuitos. 
  • Busca con cuidado algún signo visual de avería en la placa o si tiene algunas terminales sueltas. 

Con un poco de conocimiento técnico puedes hacer el reemplazo de la pieza. Sin embargo, para evitar inconvenientes mayores, lo mejor es solicitar la ayuda de un experto en el área.  

Problemas con la válvula de entrada 

Otra de las averías más comunes en el lavavajillas Bosch es que esté obstruida la válvula de entrada.  Si escuchas un golpeteo en el aparato, puede ser un indicio de que no esté entrando suficiente agua al lavavajillas como para iniciar el ciclo de lavado. 

En este caso, apóyate con el manual de instrucciones del lavavajillas para encontrar la ubicación de la válvula. Lo más usual es que esté en la parte inferior del equipo. 

En la válvula verás la entrada principal de agua y un tubo de goma. A continuación, desconecta las piezas para ubicar la rejilla de la válvula. 

Limpia con cuidado la rejilla y enciende nuevamente el equipo para comprobar que cumple tranquilamente con el ciclo de lavado. 

El interruptor del flotador 

Cuando el lavavajillas Bosch coge agua y no hace el lavado, quizás se deba a que hay problemas con el interruptor del flotador. 

Esta pieza funciona como una especie de “boya”, el cual se encarga de regular la cantidad de agua que entra y sale del lavavajillas. 

Con el manual de instrucciones del aparato ubica el interruptor del flotador. Es posible que esté atascado en una posición incorrecta y, por lo tanto, no dejará que el lavavajillas cumpla con su trabajo. 

El caudalímetro está averiado 

El caudalímetro es un componente de la electroválvula que se encarga de medir el nivel del agua que necesita el lavavajillas Bosch para cada ciclo de lavado. 

Cuando el caudalímetro está averiado, el lavavajillas se llenará de agua y de inmediato la expulsará sin empezar a lavar

Es decir, enviará la señal al módulo electrónico de que debe expulsar el agua de inmediato. Si no se sustituye esta pieza, el ciclo de llenado y desagüe se repetirá indefinidamente. 

Un último consejo es que antes de intentar reparar por ti mismo el lavavajillas, compruebes que tu equipo no esté cubierto por ninguna garantía. En caso contrario, llama de inmediato al servicio técnico. 

Tabla de contenidos

Tecnico bosch

Deja un comentario

Abrir chat
1
Hola en que podemos ayudarle?
Solicite un Técnico Aqui