Por qué el Lavavajillas Bosch carga agua y se para: cómo solucionarlo

El lavavajillas es uno de los electrodomésticos más utilizados en los hogares día tras día. Por eso, cuando presenta algún fallo, es un dolor de cabeza que debemos resolver de inmediato para seguir lavando la vajilla con normalidad. 

Las averías en estos equipos pueden ser muchas y aparecen cuando menos lo imaginas. Por ejemplo, a veces ocurre que el lavavajillas Bosch carga agua y se para, por lo que no completa el ciclo de lavado. 

Si tu lavavajillas se detiene después que coge agua, deberás hacer algunas comprobaciones para dar con la avería. 

Sigue leyendo, para que sepas exactamente lo que tienes que hacer o si necesitarás del apoyo de un servicio técnico Bosch de lavavajillas. 

Problemas con el mecanismo de la puerta

Aunque parezca evidente, si la puerta del lavavajillas no está completamente cerrada, el equipo no hará el ciclo de lavado de manera habitual. Incluso, llenará de agua la cuba, pero no iniciará la limpieza de los platos. 

Lo primero que debes hacer es presionar la puerta para ver si cierra por completo. En caso de que este fuera el fallo, el equipo reiniciará el ciclo. 

También puede tratarse de un pestillo roto, el cual evita que la puerta se cierre adecuadamente. De ser así, no hay más remedio que cambiar la pieza por un pestillo nuevo. 

Otra de las averías comunes en los lavavajillas Bosch es que exista un corte en el suministro de corriente o que el cable se desconecte por accidente cuando se esté ejecutando el ciclo. 

Por lo tanto, estas serían las primeras cosas a las que debes prestarle atención para conseguir la posible causa de que el lavavajillas Bosch carga agua y se para. 

El ciclo de llenado del agua del lavavajillas 

El lavavajillas cuenta con un mecanismo de llenado de agua, el cual se activa de acuerdo al programa de lavado que escojas. Este proceso genera cierto ruido, que debe ser de bajo volumen y de duración temporal. 

En este sentido, si el lavavajillas Bosch carga agua y se para, puede ser porque el suministro de agua tiene alguna interrupción causada por la manguera o la válvula de entrada. 

El primer paso para solventar este fallo es revisar que no haya dobleces en la manguera. También revisa que la válvula de llenado esté completamente abierta, puesto que si el lavavajillas no tiene el nivel o el caudal de agua que necesita, se parará y no terminará el ciclo.  

Problemas con el impulsor 

Otra posible fuente de que el lavavajillas carga agua y se pare es que el impulsor de la bomba está tapado u obstruido. 

Para comprobar esta avería, desconecta el lavavajillas de la toma de corriente y saca el brazo aspersor. Dentro de ese brazo hay una pieza llamada impulsor, el cual si está bloqueado o sucio, hará que el equipo trabaje con defecto. 

Simplemente, limpia con cuidado la pieza, vuelve a colocarla en su lugar y comprueba que el lavavajillas cumple bien con el ciclo de lavado. 

Pero si esto no ocurre, habrá que buscar el reemplazo para la pieza. 

Cortocircuito en el fusible térmico 

Otra de las razones por las cuales el lavavajillas se llena de agua y luego se detiene es que existe un cortocircuito en el fusible térmico. Igualmente, puede ser que está roto, suelto o sucio. 

En los lavavajillas Bosch más antiguos, el fusible térmico es una pieza que se encarga de detener el motor cuando el aparato está sobrecalentado. 

No obstante, cuando existe un cortocircuito en la pieza, el fusible hace que se interrumpa el ciclo, aunque no exista peligro alguno por el agua caliente o el calor. 

El tablero de control electrónico tiene una avería 

Los distintos modelos de lavavajillas Bosch integran un tablero de control electrónico que se encarga de mandar las señales necesarias para que el equipo cumpla con sus funciones. 

Por eso, si este mecanismo está fallando, lo más normal es que el lavavajillas actué de forma errática. De hecho, puede llenarse, empezar a lavar y detenerse a los pocos minutos de haber iniciado el programa. 

Independiente del modelo y la marca del lavavajillas, si el tablero de control o la placa electrónica se dañan hay que reemplazar esa pieza de inmediato, de lo contrario, el equipo no sabrá qué es lo que debe hacer.  

Problemas con la bomba de recirculación en el lavavajillas 

Una de las averías que puede tener el lavavajillas y por el cual el equipo coge agua y se para, es que la bomba de recirculación no está trabajando como debería. 

La solución pasa por comprobar la tapa de la bomba y ver si no está sucia, rota o tapada. También revisa el presostato y trata de identificar si está roto o quemado. El detalle es que para esto necesitarás un multímetro o la ayuda de un especialista en el área.  

En el siguiente video se explica la manera en la que puedes hacer la revisión de la bomba de recirculación en el lavavajillas. 

Conclusiones 

Como puedes ver, son muchas las razones por las cuales el lavavajillas Bosch carga agua y se para. Lo fundamental para resolver este inconveniente es descartar cada una de las posibles averías para intentar que el equipo termine su ciclo de lavado. 

Igualmente, verifica si aún tienes vigente la garantía del aparato para que contactes de inmediato al proveedor de los técnicos profesionales. 

También puedes solicitar el apoyo de servicio técnico Bosch lavavajillas para realizar un mantenimiento preventivo en el equipo con la finalidad de prevenir posibles averías en el futuro. 

Tabla de contenidos

Tecnico bosch

Deja un comentario

Abrir chat
1
Hola en que podemos ayudarle?
Solicite un Técnico Aqui